Lectura del Tarot: El significado de los Arcanos Menores

El fascinante mundo de leer las cartas tiene montones de cosas por descubrir. En esta oportunidad hemos querido hablar sobre los arcanos menores del Tarot, que, aunque menos vistosos y populares que los mayores, esconden significados profundos y muy valiosos. Se cree que los arcanos menores fueron incorporados a la baraja del tarot con el fin de encubrir a los mayores, ya que la Santa Inquisición y otros poderes religiosos y políticos de finales del Medievo, prohibían la lectura del tarot o cualquier tipo de arte adivinatorio.

Entonces, para poder desorientar a los verificadores, se crearon estas cartas que se convertirían en los naipes clásicos de la bajara española. Las mismas cartas que usamos para juegos de mesa, dan un aporte muy valioso en el arte de la lectura del tarot. Son en total 56 cartas, que van del As al diez y culminan en las cuatro figuras de la nobleza, la sota, el caballo, la reina y el rey. Si bien los arcanos mayores son más populares, en las imágenes de los arcanos menores se nos develan las circunstancias más cotidianas. Ayudan al momento de leer las cartas, a visualizar cuestiones inmediatas, habituales y ordinarias del día a día. Acompáñanos en Arcanos Tarot a descubrir la magia de los arcanos menores.

¿Cómo se conforman los arcanos menores?

arcanos menores tarot

Como  ya  hemos comentado, la  Lectura  de cartas  involucra setenta  y ocho  piezas,  de  las  cuales  cincuenta  y  seis  conforman los  arcanos menores. Se trata de las cartas de bastos, oros, espadas y copas que integran la popular baraja española. Pero para leer las cartas del tarot, al mazo de arcanos menores se suman dieciséis cartas más: las cuatro reinas, los cuatro reyes, los cuatro  caballos  y  las cuatro sotas, de cada serie (los oros, bastos, espadas y copas).

De acuerdo al estilo y arte de cada tarotista, pueden existir muchas formas de utilizar los arcanos menores en la lectura del tarot. Algunos los  utilizan en tiradas concretas para  preguntar cosas  puntuales o  específicas. Otros  pueden  trabajar solo con ellos. Lo más recomendable para una visualización concreta de los aspectos de la vida del consultado, es reunirlos con  los  arcanos mayores  al  barajar el mazo. De esa forma se enriquecerá la lectura.

La importancia de los arcanos menores en la lectura del tarot

Los  arcanos  menores  están relacionados con situaciones o acontecimientos del día a día. Pueden dar visualización sobre los aspectos  puntuales que  han sucedido, están  sucediendo o  que están por suceder en la vida del consultante. Su  importancia  radica justamente en esto: nos pueden mostrar escenarios relativos a las vivencias diarias, vinculadas con la vida  en general o con  un  aspecto específico de la vida  del consultante.

Estas cartas pueden darnos orientación sobre cómo se aspecta un asunto para el consultante, sea en el terreno laboral, amoroso, familiar o espiritual. Contribuyen a ratificar, confirmar y desarrollar con mayor detalle, las predicciones que puedan darnos los arcanos mayores. Su ventaja en este sentido es que permite ver en lo cotidiano y en las situaciones prácticas, lo que plantean los arcanos mayores. De allí que  la  sabia orientación y los mensajes al despertar de la conciencia que nos regalan los arcanos mayores, se encarnan e interpretan gracias a la intermediación de los arcanos menores.

Las series de los arcanos menores

arcanos menores

Las diferentes  series de los arcanos menores involucradas en la Lectura del Tarot, nos refieren a los cuatro elementos: la tierra, el aire, el agua y el fuego. Cada serie recoge el simbolismo de algún aspecto particular de la vida. Veamos de qué se trata.

Los bastos: El elemento Fuego

Al momento de leer las cartas, los bastos simbolizan el centro energético del consultante. Representan firmeza, logro,  solución, oportunidades, fuerza,  empuje,  seguridad, coraje, valentía, iniciativa y acciones que se ejecutan. También recogen el impulso  de vida, el dinamismo, la capacidad  para comenzar proyectos. Según la carta que aparezca y cómo esté acompañada, simbolizan también el ataque y la defensa, la búsqueda de nuevos caminos, obligación excesiva, problemas y la energía y voluntad para solucionarlos. Se asocian a los bastos los signos de Aries, Leo y Sagitario.

Las espadas: El elemento Aire

Las cartas de espadas suelen asociarse con asuntos negativos, pero no siempre es así. Representan el centro mental e intelectual del consultante. Hacen referencia a los conocimientos y  acciones intelectuales, la autoridad, decisiones, valor,  juicios, las inclinaciones y condicionamientos mentales. También pueden referir penas o traiciones, actitudes defensivas, derrotas, contratiempos, angustias o situaciones límite. En el campo sentimental, pueden asociarse a apegos del corazón, desventuras o traiciones. Se asocian a las espadas los signos de Géminis, Libra y Acuario.

Los Oros: El elemento Tierra

Al leer las cartas, los oros generalmente se asocian a aspectos positivos o de realización y prosperidad. Representan la vida material y la realidad física del consultante. El líneas generales, los oros señalan las ganancias, la administración y reproducción del dinero, la productividad del trabajo. También pueden representar la pérdida del dinero o las bajezas de las que es capaz el hombre por conseguirlo. La abundancia de oros en una consulta es sinónimo de los caminos que se abren, el empoderamiento, el bienestar. También marca para el consultante la necesidad de desarrollar un carácter justo, cuidando posibles actitudes de soberbia. Los oros del tarot se asocian con los signos de Tauro, Virgo y Capricornio.

Las Copas: El elemento Agua

La lectura del tarot encuentra en las cartas de copas la representación de la vida espiritual y la realidad emocional del consultante. Se trata de cartas que involucran la energía del agua, el fluir de las emociones, los sentimientos, las situaciones que deben regirse por el equilibrio y la templanza. Nos hablan del amor, la familia, las amistades. Refieren en encuentro, el compromiso, las alegrías y posibilidad de alcanzar los sueños. En su aspecto negativo, las copas pueden representar tristezas, duelos, separación, espera, inconformidad, melancolía, sueños ilusorios o cambios radicales. Se asocian con los signos de Cáncer, Piscis y Escorpio.

La lectura del tarot es un momento mágico, en el que el tarotista debe conectarse con lo más profundo de la energía del consultante. La combinación entre los mensajes de los arcanos mayores, y la forma en que se hacen prácticos en la vida cotidiana, con los arcanos menores, nos permitirá hacer una adecuada interpretación de las situaciones de vida de la persona. La intuición y el conocimiento en la lectura de las cartas, nos permitirá llegar a predicciones u orientaciones que le den al consultante la guía espiritual de la que requiera.

 

About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *